rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo

Haití Minustah Brasil Uruguay Chile

Publicado el • Modificado el

Los latinoamericanos sacarán sus Cascos Azules de Haití este año

media
Cascos azules brasileños de la Minustah en Ciudad Sol, la mayor ciudad perdida cerca de la capital, Puerto Príncipe AFP/Hector Retamal

Brasil, Chile y Uruguay, los tres países latinoamericanos que aportan su apoyo militar a los Cascos Azules presentes en Haití dejarán el país antes del fin del año. Creada en 2004, la Minustah, sigue provocando polémica y el malestar de los haitianos.


Es un hecho, Brasilia, Santiago y Montevideo han decidido poner fin a su colaboración con la misión militar de la ONU presente en Haití, la Minustah (La Misión de las Naciones Unidas para la Estabilización de Haití). Creada en 2004 con el objetivo de estabilizar la situación del estado caribeño, la Minustah se convirtió en un problema mayor luego que soldados nepaleses miembros de ese cuerpo militar difundieron el cólera, cuando participaban en labores de rescate y de mantenimiento del orden tras el devastador sismo del 2010 que provocó la muerte de 220 000 personas.

El cuestionamiento de la Minustah no se detiene ahí. Cientos de mujeres haitianas afirmaron en 2015 haber mantenido relaciones sexuales con cascos azules a cambio de servicios, dinero o de bienes materiales. Esa misión en Haití figura entre las cuatro con más denuncias de abusos sexuales en el mundo, según la ONU.

La Minustah se ha modificado con el paso de los años y la evolución de la situación en el país. En un momento llegó a contar hasta con 20 000 hombres. De acuerdo con los datos proporcionados por cada país, Brasil tiene 850 militares, Chile 350 y Uruguay 250 soldados desplegados en el país caribeño.

El Ministro de Defensa de Uruguay aseguró en diciembre pasado que las fuerzas de ese país se retirarán a mediados de abril próximo. En vía de mientras se sucede un acalorado debate en el Parlamento de Uruguay donde la gran mayoría de representantes y buena parte de la sociedad exigen "fuera tropas de Haití". El caso de Chile no es diferente. "Es momento de concluir la participación de los efectivos militares que están en la Minustah", dijo el mes pasado Marcos Robledo, ministro de Defensa de ese país. Brasil, a cargo del mando militar de la Minustah también deberá poner fin a su cooperación. "Estamos en Haití hace 12 años y consideramos que es hora de atender otras peticiones. Tenemos solicitudes de la ONU, afirmó el responsable de la Defensa de Brasil, Raúl Jungmann en noviembre.

La ONU autorizó el año pasado la extensión de la presencia de la Minustah hasta el mes de abril. Algunos analistas opinan que el fin de la polémica misión podría traer nueva inestabilidad a ese país donde la democracia no logra asentarse. Pero los cascos azules en Haití se han convertido en una "fuente de tensión" sin aportar mejores condiciones de seguridad, dijo a la agencia de noticias AFP, Juan Battaleme, experto en seguridad regional de la Universidad argentina de la Empresa.