rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo
Urgente
Francia vence 4-2 a Croacia y se hace con la segunda Copa del Mundo de su historia.

Colombia OTAN Crimen

Publicado el • Modificado el

Venezuela rechaza conversaciones Colombia-OTAN con miras a cooperación

media
El secretario general de la OTAN Jens Stoltenberg, septiembre 2016. REUTERS/David Mdzinarishvili

Colombia espera contar con el apoyo de la OTAN en la lucha contra el crimen organizado. La Alianza Atlántica ha aceptado iniciar conversaciones con Bogotá para un acuerdo en ese sentido que Caracas ha rechazado de plano. 'Colombia en paz, Colombia sin OTAN', dijo Maduro. 


Hace nueve años se hizo la solicitud de sellar un convenio de cooperación entre Colombia y la OTAN en materia de lucha contra el crimen organizado. La Alianza Atlántica, cuya vocación ha sido garantizar la seguridad del continente europeo después de la segunda guerra mundial, acaba de aceptar el inicio de conversaciones con ese propósito.

Así lo indicó hace unos días el presidente Santos. El mandatario colombiano subrayó también que un convenio de cooperación es la máxima instancia de la OTAN con países que no son miembros para colaborar mutuamente.

El programa de cooperación, que sería globalmente en materia de información y lucha contra el crimen organizado, incluye "temas en cuanto a seguridad, intercambio de experiencias en la lucha contra los diferentes agentes generadores de violencia y contra el crimen transnacional", precisó el comandante de las Fuerzas Militares colombianas, general Juan Pablo Rodríguez.

El gobierno venezolano, por su parte, rechazó las conversaciones de Colombia con la OTAN por considerar que violan acuerdos bilaterales y regionales.

En su programa radial, el presidente Maduro dijo que "Suramérica es un territorio de paz" y no puede ser "territorio de la OTAN". El mandatario venezolano concluyó diciendo: "¡Que viva Colombia en paz! Colombia sin la OTAN".

La cancillería venezolana manifestó en un comunicado su profunda preocupación y rechazo tras lo anunciado por Santos. Caracas "se opone firmemente al intento de introducir factores externos con capacidad nuclear en nuestra región", agregó la cancillería.

Según el gobierno de Maduro, las conversaciones "violentan acuerdos" firmados por Colombia en foros como la Unión de Naciones Sudamericanas (Unasur) y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), que declararon como "Zona de Paz" a la región.

El texto asegura además que el anuncio de Santos "quebranta" un acuerdo verbal de 2010 entre el presidente colombiano y el fallecido mandatario venezolano Hugo Chávez (1999-2013) de "no concretar alianza militar con la OTAN".

Previos acercamientos entre Colombia y la OTAN ya habían generado un cruce de fuertes declaraciones con Venezuela y otros países.

En junio de 2013, luego de un acuerdo suscrito por Colombia en Bruselas para intercambio de información y seguridad con la OTAN, países como Venezuela, Brasil, Ecuador, Bolivia y Nicaragua manifestaron su preocupación al considerar que el convenio amenazaba la estabilidad de la región.

Maduro calificó entonces como "una idea aberrante" una alianza de Colombia con la OTAN, considerándola "un giro negativo" en la agenda de integración regional. La situación se apaciguó cuando el ministerio de Defensa colombiano descartó una adhesión plena al organismo, opción que sí había sido planteada por el antecesor de Santos, Álvaro Uribe (2002-2010).