rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo

República Democrática del Congo Elecciones Francia

Publicado el • Modificado el

El opositor Félix Tshisekedi elegido presidente en proceso electoral cuestionado

media
Félix Tshisekedi, proclamado vencedor de la contienda electoral en RDC. REUTERS/Baz Ratner/File Photo

Félix Tshisekedi, hijo de la eterna figura de la oposición, fue elegido presidente de la República Democrática del Congo. El opositor Martin Fayulu denuncia en una entrevista con Radio Francia Internacional un "golpe electoral". París estima que los resultados “no son conformes” con respecto a las cifras anunciadas por los observadores de la Iglesia Católica.


Un opositor, Félix Tshisekedi, fue declarado ganador en las elecciones presidenciales de República Democrática del Congo, pero su victoria fue rápidamente contestada por una parte de la oposición.

Tshisekedi ganó con el 38,57% de los votos, quedando por delante del otro candidato opositor, Martin Fayulu, segundo, con el 34,8%, según la Comisión Electoral Nacional Independiente (CENI) tras una larga espera.

Según los resultados oficiales, Félix Antoine Tshisekedi Tshilombo, 55 años, es el presidente "elegido provisionalmente", que tiene que suceder al jefe del Estado saliente, Joseph Kabila, de 47 años.

Poco después del anuncio de los resultados, Fayulu denunció un "golpe electoral". "Estos resultados no tienen nada que ver con la verdad de las urnas", aseguró en una entrevista a Radio Francia Internacional.

Partidarios de este opositor empezaron a manifestarse el jueves en Kisangani, en el nordeste del país, según testimonios a la AFP, donde se quemaron neumáticos y puestos callejeros.

La República Democrática del Congo (RDC), el mayor país de África subsahariana, vive un doble momento histórico. Es la primera vez que un opositor es proclamado vencedor en unas elecciones presidenciales desde las dos elecciones de Kabila en 2006 y 2011.

Y es también la primera vez que el presidente saliente acepta retirarse bajo la presión de la Constitución y no de las armas. Joseph Kabila no podía presentarse a un tercer mandato.

- Homenaje a Kabila -

En sus primeras declaraciones, Tshisekedi rindió homenaje a Joseph Kabila: "Hoy, no tenemos que considerarle más como un adversario sino como un socio de la alternancia democrática de nuestro país".

"Estoy contento por vosotros, pueblo congoleño. Todo el mundo pensaba que este proceso iba a terminar en enfrentamientos y violencia, con sangre derramada", dijo.

"Nadie no podía imaginar un escenario así, en el que un candidato de la oposición iba a salir vencedor", agregó.

El candidato del gobierno saliente, el exministro de Interior Emmanuel Ramazani Shadary, quedó en tercer puesto (23,8%). Los otros 18 candidatos obtuvieron puntuaciones muy bajas.

El resultado todavía puede ser recurrido ante la Corte Constitucional, que deberá publicar los resultados definitivos para el 15 de enero, según el actual calendario electoral que lleva tres días de retraso. La prestación de juramento está prevista para el 18 de enero según esta misma agenda.

En los últimos días, la oposición y los observadores de la Iglesia Católica llamaron a la Comisión a no traicionar "la verdad de las urnas".

El jueves, el secretario general de Naciones Unidas, Antonio Guterres, pidió a todas las partes "abstenerse de actos violentos" y "solucionar cualquier contencioso electoral mediante los mecanismos institucionales establecidos" en la Constitución.

Francia, por su parte, parecía dar la razón al opositor Fayulu. "Parece que los resultados proclamados (...) no son conformes a los resultados" reales, dijo el jueves el ministro francés de Relaciones Exteriores, Jean-Yves Le Drian, añadiendo que "a priori" Fayulu es el ganador de las elecciones del 30 de diciembre.

- Mano tendida -

Félix Tshisekedi es hijo de una gran figura de la historia política congoleña, Etienne Tshisekedi, fallecido en Bruselas el 1 de febrero.

Tshisekedi se alió durante su campaña con el expresidente de la Asamblea Nacional, Vital Kamerhe, quien se convertiría --de confirmarse la victoria-- en primer ministro, según el acuerdo al que llegaron.

El secretario general de la Unión por la Democracia y el Progreso Social (UDPS), Jean-Marc Kabund, sugirió "un encuentro" entre Tshisekedi y Kabila "para preparar el traspaso pacífico y civilizado del poder", antes incluso de la proclamación de los resultados.

"No vamos a rechazar la mano tendida porque hay un momento para todo. Un momento para oponerse y disputarse el electorado pero también un momento para unirse", reaccionó el portavoz del gobierno y del candidato del poder Lambert Mende en la radio de la ONU Okapi.

Estas declaraciones alimentaron los rumores sobre un acercamiento que no fueron desmentidas y provocaron el enfado en el campo del otro rival, Martin Fayulu.

Sus seguidores advirtieron contra cualquier acuerdo a sus espaldas. "Kabila no tiene que decir: yo quiero tal persona, no quiero tal otra. No es su residencia privada, ni un asunto de familia, es un asunto de Estado", declaró a la AFP la portavoz de la coalición Lamuka, formada en torno a Fayulu, Eve Bazaiba.

En 2011, la reelección del presidente Kabila se vio empañada por las protestas.

Con dos años de retraso, el presidente Kabila, en el poder desde hacía 18 años, había aceptado retirarse obligado por la Constitución, que le prohibía un tercer mandato. Gobernaba desde que fue asesinado su padre y predecesor en el cargo, el 16 de enero de 2001.

AFP