rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo

República Democrática del Congo Elecciones

Publicado el • Modificado el

República Democrática del Congo: a la espera de resultados tras una caótica jornada electoral

media
La larga lista de incidentes deja la vía abierta y suficientes argumentos para cuestionar los resultados provisionales. REUTERS/Baz Ratner

La larga espera de los resultados comenzó con el cierre de los centros de votación la noche del domingo en la República Democrática del Congo, donde los candidatos de la oposición denunciaron disturbios durante las elecciones para elegir al sucesor del presidente Joseph Kabila.


Por Gemma Parellada, desde Abiyán, para RFI

La República Democrática del Congo vivió una caótica jornada electoral y enfrenta ahora el recuento de votos en condiciones igualmente dudosas.

Han sido centenares los casos de incidentes reportados: desde los fallos repetidos en las máquinas electrónicas de voto -algunas no funcionaban, otras se han quedado sin batería o se bloqueaban- hasta numerosos colegios que no han cumplido las 11 horas previstas.

El enorme desorden electoral, que la oposición considera orquestado, ha supuesto un cúmulo de despropósitos como era de esperar: electores cuyo nombre no aparece en las listas, a otros que les han cerrado las puertas delante antes de la cuenta, testigos y observadores privados de acceso a los centros y colegios instalados en locales ilegales como comisarías, residencias privadas y hasta cafeterías: hasta 800 han contado los observadores de la conferencia episcopal.

Algunos electores quemaron colegios o máquinas electorales ante las sospechas de fraude y 2 personas murieron en Kivu Sur en un altercado con la policía.

En Beni-Butembo, zonas excluidas de las elecciones, la población organizó unas votaciones simbólicas, disconformes y enfadados por no poder participar en estos comicios tan esperados y delicados que marcan el fin de la era Joseph Kabila. Los habitantes Beni-Butembo colocaron urnas y se organizaron para hacer oír su voz.

Todos los ojos están ahora puestos en la comisión electoral que, a pesar de los 2 años de retraso, no ha conseguido o no ha querido que las elecciones fueran claras y limpias.

La larga lista de incidentes deja la vía abierta y suficientes argumentos para cuestionar los resultados provisionales. Están previstos para el día 6 y el candidato de la mayoría presidencial y delfín de Kabila, su exministro de Interior Emmanuel Ramazani, ya se considera ganador.