rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo

Tanzania

Publicado el • Modificado el

Exequias nacionales para más de 200 muertos del naufragio de ferri

media
Voluntarios ayudan a transportar los féretros de las víctimas del accidente de ferri, el 22 de septiembre 2018. REUTERS/Jackson Njehia

Tanzania rindió un último homenaje este domingo a las 224 personas que fallecieron hace tres días en el naufragio de un ferri al sur del lago Victoria, el cual transportaba casi tres veces más del cupo autorizado.


Durante la ceremonia en la isla de Ukara, cerca de donde naufragó el ferri, el primer ministro Kassim Majaliwa evocó un "gran luto para la nación entera".

Simbólicamente, una decena de féretros fueron situados en las tumbas individuales, en particular la de aquellos cuerpos que no pudieron ser identificados.

El primer ministro comunicó las últimas cifras oficiales del drama: 224 muertos, de los cuales 126 mujeres, 71 hombres, 17 niñas y 10 niños, así como 41 rescatados.

El presidente tanzano, John Magufuli, quien habló de una "negligencia", ordenó la noche del viernes "la detención de todas las personas implicadas en la gestión del ferri".

El naufragio tuvo lugar no muy lejos de la orilla pero, como es corriente en África, pocas personas sabían nadar y por eso el balance de muertos ha sido tan alto.

Sin embargo a media jornada de este sábado, contra todo lo esperado, se rescató vivo entre los restos del ferri a su ingeniero, tras pasar casi dos días en un compartimento aún lleno de aire, indicó el diputado Mkundi. Fue trasladado inmediatamente a un centro de salud.

Testigos y sobrevivientes dieron dos versiones diferentes de la catástrofe, pero parece evidente que la sobrecarga de la nave es una causa.

Según algunas personas, varios pasajeros se desplazaron hacia la proa al acercarse al muelle, un movimiento que parece que desequilibró a la embarcación. Según otras, el capitán, distraído con su celular, no realizó bien la maniobra de acercamiento al embarcadero y, al intentar solucionarlo, realizó una maniobra brutal que hizo naufragar al ferri.

En otros naufragios ocurridos en la región de los Grandes Lagos en el pasado se responsabilizó a embarcaciones sobrecargadas, y los elevados balances de muertos al hecho de que la mayoría de los pasajeros no sabían nadar.

El ferri "MV Nyerere" realizaba el trayecto entre la isla de Ukara y la de Ukerewe, justo enfrente y donde se encuentra la localidad de Bugolora, a la que suelen acudir los habitantes de Ukara a por provisiones.