rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo

África Costa de Marfil Derechos humanos política

Publicado el • Modificado el

Amnistían a Simone Gbagbo, exprimera dama de Costa de Marfil

media
Simone Gbagbo, esposa del expresidente Laurent Gbagbo. Reuters

El presidente de Costa de Marfil, Alassane Ouattara, ha anunciado el indulto de 800 personas, entre las cuales se encuentra la ex primera dama, Simone Gbagbo, esposa de Laurent Gbagbo, condenada a 20 años de cárcel por “atentar contra la seguridad del Estado”. El gesto del presidente supone un paso hacia la reconciliación nacional a dos años de las elecciones presidenciales de 2020.


“Una medida de clemencia de toda la nación para con sus hijas e hijos”. Así se ha referido el presidente de Costa de Marfil, Alassane Ouattara, a la amnistía anunciada anoche de la cual se beneficiarán alrededor de 800 detenidos por crímenes relacionados con la crisis postelectoral de 2010-2011. Entre ellos destaca la ex primera dama Simone Gbagbo, esposa de Laurent Gbagbo (que presidió el país entre 2000 y 2010).

Conocida como la “Dama de Hierro” del país, Gbagbo pasó siete años entre rejas. En 2011 fue arrestada junto a su marido tras unos meses de profunda crisis política después de las elecciones de octubre de 2010 que otorgaron la presidencia a Ouattara. Acusada de “atentar contra la seguridad del Estado”, la ex primera dama fue condenada en 2015 a 20 años de prisión. Aunque dos años más tarde fue absuelta de las acusaciones de crímenes de lesa humanidad y de crímenes de guerra por el Tribunal Penal de Abidjan, el Tribunal Supremo anuló esta decisión el 26 de julio, abriendo la puerta a un nuevo proceso judicial.

Cerca de 500 de los beneficiarios se encuentran bajo fianza o en el exilio, por lo que se les anularán sus sentencias penales. El indulto, sin embargo, no tendrá efectos para los sesenta militares y miembros de organizaciones armadas que cometieron crímenes de sangre. Ouattara reclamó a todos los amnistiados que “garanticen que el país nunca más se sumerja en la violencia”. Según Human Rights Watch, la crisis política degeneró en un conflicto armado en el que, entre diciembre de 2010 y mayo de 2011, al menos 3.000 civiles fueron asesinados, más de 150 mujeres violadas y cientos de miles de marfileños se vieron obligados a abandonar sus casas.

La amnistía tomó a la ciudadanía por sorpresa, puesto que el discurso con motivo del 58 aniversario de la independencia debía servir para revelar si Ouattara optará a la reelección en 2020. Una posibilidad que el presidente alejó:

Reafirmaré mi fe en la juventud y en mi creencia en la renovación de las generaciones. Debemos trabajar para transferir el poder a una nueva generación de forma democrática en 2020.
Laurent Ouattara

Con este paso atrás, Ouattara aplana el camino de la reconciliación nacional a dos años de la nueva carrera presencial.