rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo
Enfoque internacional
rss itunes

Feministas marroquíes plantan cara a la campaña 'Cubre a tus mujeres'

Por Carlos Pizarro

Con la llegada del periodo estival en Marruecos se creó un movimiento machista basándose en las palabras del Corán con el que se reclama que las mujeres deben ir tapadas en la playa, en lugar de portar un bikini o un bañador. Una propuesta que ha sido contrarrestada por la activista marroquí Betty Lachgar y que está teniendo una gran aceptación en las redes sociales.

>> Haga clic en la imagen para escuchar el programa

La propaganda islamista en las redes sociales es cada vez mayor entre la población marroquí. Las activistas que defienden los derechos de las mujeres son conscientes de que cada día es más difícil contrarrestar una sociedad que se muestra más patriarcal.

En los primeros días de julio, se lanzó la campaña "Sé un hombre y cubre a tus mujeres", que pretende controlar la vestimenta y maquillaje de las mujeres. La reacción del movimiento feminista no se ha hecho esperar y desde el Movimiento Alternativo por las Libertades Individuales (MALI), han realizado una contracampaña bajo el lema "Sé una mujer libre".

“Esa campaña en una sociedad tan conservadora y patriarcal como la que se vive en Marruecos tuvo su repercusión y se compartió bastante en las redes sociales. La sociedad está cada vez más islamizada y se muestra liberticida en el terreno de la mujer, con lo que nosotras decidimos dirigirnos a las mujeres pidiéndoles ser libres. El mensaje es claro: libre de tus decisiones, de tus elecciones, de tu vestimenta, de tu modo de vida. Hay que luchar contra este sistema de dominación masculina”, explica a RFI Betty Lachgar, la portavoz del Movimiento Alternativo por las Libertades Individuales.

La utilización del velo ha aumentado considerablemente en la última década, añade: “Yo diría que hace ya ocho o diez años, más o menos, que se da esta tendencia. Antes las prácticas eran más libres a pesar de que las leyes siguen siendo las mismas. Es decir… Una ley muy masculina y poco favorable a las mujeres y a sus derechos. A pesar de eso, antes las mujeres se vestían como querían y eran menos victimas del acoso, de la violencia y del machismo patriarcal. Como prueba de ello es que antes había menos mujeres con velo que ahora. Cada día se ven más, incluso portando el niqab”.

Un dato relevante y curioso del cual avisa otra activista marroquí a favor de los Derechos Humanos, Zhora Kubea, es la imposición del burkini o trikini a través de las migrantes árabes que residen en Europa. Muchas de ellas se visten con estas prendas durante sus vacaciones en Marruecos como consecuencia de una tendencia de moda o nuevo estilo de vida.

La casi totalidad de la prensa orientó su información a favor la campaña masculina.
Betty Lachgar, portavoz del Movimiento Alternativo por las Libertades Individuales.

La campaña “Sé un Hombre y cubre a tus mujeres” ha contado con el apoyo de algunos medios locales, en contrapartida con la respuesta feminista “Sé una mujer libre” que tras ser denegada por la prensa marroquí contó con un gran apoyo en la prensa europea.

“Los medios árabes han silenciado esta noticia y son más bien los medios europeos de Francia, Holanda, España o Italia etc. que han hablado más de este tema. Los pocos medios árabes que se hicieron eco de esta noticia, es triste decirlo, dieron la vuelta al contexto, dando más protagonismo a la opinión del hombre y dejando de lado la denuncia de la mujer que lucha por sus derechos y libertad. La casi totalidad de la prensa orientó su información a favor la campaña masculina”, denuncia Betty Lachgar.

La campaña de respuesta “Sé una mujer libre”, aparte de focalizar una reivindicación puntual, no deja de ser una importante lucha en un país que hace seis meses no penalizaba la violencia de género.

Álvaro Leiva: ‘Salimos de Nicaragua porque no garantiza el derecho a la vida’

El barco Aquarius vuelve a zarpar para rescatar a los migrantes del mediterráneo

Estigmatización contra pacientes podría aumentar casos de VIH en América Latina