rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo

Libia Francia ONU Emmanuel Macron

Publicado el • Modificado el

Las facciones rivales libias acuerdan en París fecha de elecciones

media
El presidente francés Emmanuel Macron y el primer ministro libio, Fayez Al Sarraj en el Palacio del Eliseo en París, 29 de mayo de 2018. Etienne Laurent/Pool via Reuters

El presidente francés Emmanuel Macron sentó este martes en París en la misma mesa a los dos rivales libios: el primer ministro del gobierno de unidad nacional Fayez Al Sarraj y al mariscal Jalifa Haftar, el hombre fuerte del este del país. Llegaron a un acuerdo para organizar elecciones legislativas y presidenciales el 10 de diciembre de 2018.


Diez meses después del encuentro en La Celle-Saint Cloud, cerca de París, el pasado 25 de julio, Macron volvió a reunir a Fayez Al Sarraj y a Jalifa Haftar, bajo el auspicio de la ONU y esta vez también acuden el presidente de la Cámara de Representantes, Aguila Salah, basado en Tobruk y que no reconoce al gobierno de Trípoli, así como a Jaled Al Mechri, presidente del Consejo de Estado, el equivalente del Senado con sede en Trípoli.

Tras esta reunión, el consejero del Primer ministro Al Sarraj anunció que se había alcanzado un acuerdo sobre las elecciones presidenciales y legislativas: tendrán lugar el 10 de diciembre.

En Twitter, anunció también que el 16 de septiembre se habrá concretizado una base constitucional para organizar dichas elecciones.

A pesar de las iniciativas pasadas y siete años después de la caída de Muamar Gadafi tras la intervención extranjera y la primavera árabe, Libia sigue inmersa en un gran caos, con un poder creciente de las diferentes milicias y la desconfianza de los libios ante iniciativas extranjeras que consideran como una injerencia. Dos autoridades se disputan el poder: el gobierno de unidad nacional con sede en Trípoli, y una autoridad rival del este libio que se apoya en el Parlamento de Tobruk.

“El periodo que estamos atravesando… impone decisiones”, aseguró Macron e insistió en “la voluntad de reconciliar el país dejando a los pueblos soberanos que se expresen”.

La hoja de ruta prevé que se unifiquen las fuerzas armadas

El objetivo del presidente francés era conseguir que las partes firmaran un acuerdo para convocar elecciones presidenciales y parlamentarias de aquí a finales de año. La hoja de ruta francesa prevé que se unifiquen las fuerzas armadas y de seguridad y la instauración de un solo banco y de un Parlamento.

A la conferencia de París también acuden una veintena de países, miembros permanentes del Consejo de seguridad de la ONU, vecinos de Libia, países europeos, del Magreb y del Golfo.

Pero el acuerdo se anunciaba muy complicado por las divisiones internas y por la rivalidad de los actores regionales. Los principales actores políticos y militares de la ciudad de Misrata, que cuenta con los grupos armados más potentes e influyentes del oeste libio, no acuden a la cita. Consideran  que la iniciativa francesa busca " reforzar la posición de Jalifa Haftar", hombre fuerte en el este de Libia, según Mohamed Eljrah, de la empresa de consulting libia Outlook, citado por la agencia de noticias francesa AFP.

Italia, antigua potencia colonial en Libia y primera receptora de los migrantes que llegan a Europa de las costas libias, se ha mostrado molesta por la iniciativa en solitario de Emmanuel Macron. (con AFP)