rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo
  • Argentina: Dimite el presidente del Banco Central de la República Argentina, Luis Caputo.

Túnez Crisis en Túnez

Publicado el • Modificado el

Manifestaciones en todo Túnez contra la austeridad

media
Gases lacrimógenos intentan dispersar a los manifestantes que protestan contra el alza de precios y el aumento de impuestos, en Teburba, Túnez, el 9 de enero de 2018. REUTERS/Zoubeir Souissi

Tercera noche consecutiva de violentas protestas en Túnez contra la suba de precio y la austeridad. Las manifestaciones tienen como objetivo la nueva ley de finanzas, una inflación de 6% para 2017 y una tasa de desempleo de 15%.


Desde el lado de los manifestantes llovían piedras y cocteles Molotovs, a las que los policías tunecinos respondían con gases lacrimógenos.

Las manifestaciones habían comenzado de manera pacífica durante la tarde, pero al caer la noche se desencadenaron violentos enfrentamientos, sobre todo en Teburba, a unos treinta kilómetros de Túnez, la capital del país. Es en esta ciudad que murió un hombre de 43 años el lunes durante una manifestación.

Por su parte el ministerio del Interior anunció que 70 policías resultaron heridos durante los enfrentamientos. También fueron señalados saqueos a supermercados, como el ataque a un puesto de policía en Thala, una localidad en el centro del país.

Las autoridades reaccionaron férreamente, arrestando a 565 personas. También las fuerzas armadas fueron desplegadas alrededor de los edificios gubernamentales en las principales ciudades del país.

El primer ministro, Youssefl Chahed, declaró que la ley será firmemente aplicada contra quienes provoquen daños. El mandatario acusó a los partidos de izquierda y las redes mafiosas de estar detrás de la violencia. El movimiento Fech Nestannew (¿Qué esperamos?), una red de activistas jóvenes quienes fueron los primeros en llamar a protestar, lo hicieron de manera pacífica.

Los militantes no tardaron en resaltar que las declaraciones del gobierno son similares a los argumentos que utilizó el gobierno del depuesto Ben Ali para desacreditar las protestas que terminaron con su régimen.

La situación económica y social que llevaron a la revolución de 2011 no ha mejorado desde esa época. Todo lo contrario. La tasa de desempleo supera hoy el 15% en Túnez, mientras que la inflación trepó al 6,4% en 2017. La nueva ley de finanzas fue la gota que hizo rebalsar el vaso.