rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo

Derechos humanos Libia ONU

Publicado el • Modificado el

El jefe de la ONU se dice ‘horrorizado’ por la venta de esclavos en Libia

media
Puerto de Trípoli, el 4 de noviembre de 2017, migrantes rescatados por la marina libia (foto de ilustración). REUTERS/Ahmed Jadallah

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, dijo este lunes estar "horrorizado" por imágenes de video que muestran la venta de migrantes como esclavos en Libia, y aseguró que esas subastas deben ser investigadas como posibles crímenes contra la humanidad.


La cadena de televisión CNN emitió la semana pasada una filmación de una aparente subasta en Libia, en la que hombres negros eran presentados a compradores del norte de África como posible mano de obra para el campo y eran vendidos por tan poco como 400 dólares (vea el video).

"La esclavitud no tiene cabida en nuestro mundo y estas acciones están entre los más atroces abusos de derechos humanos y pueden constituir crímenes contra la humanidad", dijo Guterres a reporteros.

"Estoy horrorizado con los reportes de prensa y las filmaciones que muestran a migrantes africanos en Libia, que se dice están siendo vendidos como esclavos", dijo.

Guterres llamó a "todas las autoridades competentes" a investigar las subastas de esclavos sin demoras, añadiendo que ha pedido a "actores relevantes de Naciones Unidas a investigar activamente este asunto".

Escuche el Enfoque sobre el tema
Europa acusada de cerrar los ojos ante los abusos. 21/11/2017 - de Lucile Gimberg Escuchar

El primer ministro adjunto de Libia, Ahmed Metig, dijo que su gobierno -respaldado por la ONU- investigará los señalamientos, según un comunicado publicado el domingo en Facebook.

Las imágenes han despertado la indignación de líderes africanos y llamados de investigación. El presidente guineano Alpha Condé se refirió a las imágenes como "comercio despreciable... de otra era".

El gobierno de Senegal expresó su "indignación" y el presidente de Níger, Mahamadu Issufu, dijo en tanto que el asunto le dejó "profundamente molesto" y llamó a las autoridades libias y organizaciones internacionales a hacer "todo lo posible para detener esta práctica".