rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo
Enfoque internacional
rss itunes

Angoleños eligen a su nuevo presidente en unas tensas elecciones

Por Natalia Olivares

Las elecciones que tienen lugar este 23 de agosto en Angola están marcadas por un hecho histórico: la salida de José Eduardo Dos Santos.

El Movimiento Popular para la Liberación de Angola (MPLA), el partido de José Eduardo Dos Santos, que permanece en el poder desde hace 42 años, ya canta victoria y pretende posicionar su candidato João Lourenço a la cabeza del Estado.

Sin embargo, y a pesar de la falta de recursos financieros y de visibilidad, las fuerzas opositoras están dispuestas a seguir en la carrera. Las dos principales, la UNITA y la Casa-CE, denuncian irregularidades en el proceso electoral.

Una plataforma de jóvenes activistas independientes decidió asegurar un monitoreo de las elecciones. Luaty Berirao, uno de los activistas de esa plataforma, es rapero e hijo de un oligarca del régimen. Explica que su “objetivo es construir pruebas con cifras, con hechos que demuestran que la ley no ha sido respetada y que esas elecciones son ilegales y son vergonzosas. Es mostrar en tiempo real con el monitoreo que las cosas van mal y que hay una voluntad de hacer trampa. De hecho nosotros consideramos el MPLA y la UNITA como una coalición política porque a pesar de ser opuestos, trabajan juntos y de la misma manera. Hay que mostrar que no son elecciones legítimas. Son libres porque no van a obligar a nadie pero más allá de eso, no son ni democráticas ni justas ni transparentes. No hay nada de eso… nada”.

A pesar de las denuncias, el MPLA que tiene la mayoría absoluta en el Parlamento debería mantenerse en el poder. Dirige el país desde la independencia de la excolonia portuguesa. Para el africanista Jean-Arsène Yao, estas elecciones deberían ser un modelo de democracia para el país y para el resto del continente africano, si se logra la alternancia política.

A pesar de su riqueza petrolera que es la base de su economía, Angola sigue siendo uno de los países más pobres del planeta. Y desde 2014, la caída de los precios del oro negro lo colocó al borde de la asfixia financiera y disparó el desempleo.

Entrevistados: Luaty Berirao, activista de la plataforma opositora y observadora independiente del proceso electoral, y Jean-Arsène Yao, africanista de la revista Mundo Negro.

Hamás y Al Fatah se reconcilian en El Cairo para fortalecer el gobierno en Gaza