rfi

Escuchar
  • Español
  • Último noticiero
  • RFI Mundo

Kenia

Publicado el • Modificado el

Uhuru Kenyatta repite victoria frente a denuncias de fraude

media
Uhuru Kenyatta votando el pasado martes durante las elecciones de Kenia REUTERS/Baz Ratner

El mandatario saliente Uhuru Kenyatta ostenta el 54% de los votos y su contrincante Raila Odinga el 44% con ya el 98% del escrutinio efectuado. Kenia vive enfrentamientos tras la denuncia de una manipulación del sistema electoral electrónico.


Kenia está sumida en una tensa calma y a la espera de los resultados al 100% de los comicios presidenciales. De momento, la Comisión Electoral publicó los resultados al 98% donde el candidato y mandatario saliente Uhuru Kenyatta obtiene el 54% de los votos mientras que su contrincante Raila Odinga el 44%. Habrá que esperar hasta el viernes para conocer los resultados definitivos, que, sin embargo, poco parece que se puedan alterar, con tan poco margen de escrutinio restante. 

Las elecciones presidenciales corren el riesgo de convertirse en un baño de sangre. Raila Odinga, candidato por cuarta vez a la presidencia, denunció una presunta manipulación de sistema electoral electrónico. Tras sus declaraciones, sus simpatizantes salieron a las calles para protestar.

La violencia se concentró en el suburbio de Mathare, en la capital Nairobi, donde un manifestante quiso atacar con un machete a las fuerzas del orden, según la policía local.  En tanto, en localidad de Tana River, dos hombres armados de cuchillos atacaron el conteo de votos en un colegio electoral. La policía tuvo que abatir a los atacantes y esparcir gas lacrimógeno para contener a los manifestantes.

 

Por su parte, el jefe de la Comisión Electoral Keniana, Erza Chiloba, indicó que el retraso de los resultados se debe a la carga electoral, pues en Kenia se celebraron seis comicios en paralelo para elegir al presidente, renovar a los miembros del Senado y la Asamblea General. “Copilamos los resultados de seis procesos electorales. Si una circunscripción contiene 100 mesas de votación, el trabajo entonces se multiplica por seis y recibimos 600 urnas. Por lo tanto, no debe sorprender que 12 horas después de la elección aún queda mucho trabajo por hacer”, afirmó el jefe de la Comisión Electoral.

 

Más allá de las promesas, programas y debates, las elecciones en Kenia suelen basarse en sentimientos de pertenencia étnicas, lo que convierte a los comicios en un polvorín. Kenyatta representa a la etnia Kikuyu y Odinga a la Luo.

 

En tanto, 400 observadores y líderes mundiales llamaron a la calma en Kenia. El expresidente de los Estados Unidos, Barack Obama, de orígenes kenianos, pidió a los ciudadanos a celebrar los comicios pacíficamente y respetar los resultados.

 

Con AFP